CARLOS BARBERENA Y SU DRAMATURGIA DEL DOLOR.

CARLOS BARBERENA Y SU ¨DRAMATURGIA DEL DOLOR.

                  

 ¨ En el pintor y en el dramaturgo hay una preocupación paralela…;

en los dos hay la misma sensación de impotencia ante el

dilema del amor y la muerte ¨.

(Edvard Munch)

 

 

Hay hombres que asumen para sí, el drama de su pueblo, hombres que hacen propio el dolor ajeno. A esta estirpe escasa y en vías de extinción pertenece Carlos Barberena, observador acucioso del sufrimiento humano en su desgarradora desnudez.

 

A inicios de los años noventa Barberena era ya un joven pintor en búsqueda de su identidad personal como artista, pero también con una temática enfocada hacia la problemática social; hondamente preocupado por la Ecología, el rescate de nuestra cultura precolombina o por las injusticias en las bananeras costarricenses.

 

Hoy en una etapa de mayor madurez pictórica nos presenta su propuesta :

¨ Años de Miedo ¨ utilizando sus pinturas como un ¨ puente ¨ para hacernos ver que aún con todos los avances científicos y tecnológicos de este siglo, seguimos prisioneros de problemas como la guerra, las enfermedades, el desempleo, la contaminación ambiental, la pobreza extrema, etc.

 

Son quizás estos mismos problemas por los cuales los personajes de sus cuadros expresan temor, dolor, desesperación y frustración. Personajes cadavéricos que aguardan en actitud pasiva el desenlace final, y más aún soportando a uno de los heraldos  de la muerte como es ¨ la tortura ¨.

 

Denuncia social, crónica de nuestro tiempo al igual que lo han hecho grandes pintores: Francis Gruber, Alberto Giacometti, Francis Bacon, Eduard Munch, Oswaldo Guayasamin.

 

Barberena utiliza en sus obras tanto las gamas de colores fríos como calientes, en armonía o en contrastes; fondos oscuros en azules o negros que acentúan el ambiente tenebrista de sus cuadros; introduce recursos técnicos como el uso del collage con tela, cartón u otro material, con lo cual logra reforzar la expresividad de sus temas.

 

 Pero mejor dejemos nuestro dramaturgo-pintor utilice su estilo, motivos y recursos pictóricos para expresarnos su experiencia artística con su dilema personal, que es el nuestro también y en el cual estamos atrapados: ¨ la vida y la muerte ¨ o lo que es lo mismo, ¨ Ser o no ser ¨.

 

Abel Vargas López

Managua, Nicaragua. 16 de octubre del 2000.

 

 

comments